¿Cuál es la diferencia entre liderazgo y administración?

Judith Carrillo-Cuál es la diferencia entre liderazgo y administración-Empresaria Líder

¿Cuál es la diferencia entre liderazgo y administración? Si tienes tu propio negocio, habrás oído hablar de varias cosas diferentes en la descripción de tu trabajo. Probablemente hayas oído hablar de lo importante que es ser un gran líder y un gestor. Al oír estos dos términos tan a menudo, puedes empezar a pensar que son intercambiables. Son básicamente lo mismo, ¿verdad?

 

Aunque tanto un buen gestor como un buen líder deben compartir algunas cualidades, los dos términos no son intercambiables. Un buen líder tiene diferentes puntos fuertes que un buen gestor, y no todos los buenos gestores son necesariamente buenos líderes. Pero, ¿qué hace que estas dos cosas sean tan diferentes? ¿Y cómo se puede aprender lo que se necesita para ser bueno en ambas?

 

Echemos un vistazo a las principales diferencias, así como a algunas de las similitudes entre el liderazgo y la administración.

 

¿Dónde se utilizan cada uno?

 

Una de las mayores diferencias entre el liderazgo y la administración es que se utilizan en entornos diferentes. Los líderes pueden dirigir en cualquier lugar. El buen liderazgo es una característica que sigue a una persona allá donde vaya. También es necesario saber desarrollar las habilidades de liderazgo y utilizarlas en la vida cotidiana.

 

Cuando hablamos de administración, nos referimos a un puesto que existe específicamente en el espacio de trabajo. Las habilidades de administración solo son aplicables en el entorno laboral. No es práctico tratar de dirigir a tus amigos o a tus compañeros, pero sí puedes liderarlos.

 

  • Crear influencia frente a los círculos de poder

 

Cuando se piensa en un directivo, se piensa en esa posición en términos de poder. Un directivo tiene poder sobre sus subordinados y empleados. Este poder es innato y está incluido en la descripción del puesto.

 

Aunque los líderes también pueden tener poder, la clave de su poder viene a través de la influencia. Es posible que ya te hayas preguntado «¿cuál es mi estilo de liderazgo y cuál me ayudará a aumentar mi influencia?». Puedes usar muchos estilos de liderazgo diferentes para obtener este poder, pero el poder es mayor a través de la influencia y la inspiración.

 

La influencia de un líder puede llegar más allá de la jerarquía y las estructuras inmediatas. La administración eficaz es más bien una función de dirección, mientras que el liderazgo es una posición de inspiración.

 

  • Trabajo y personas, diferencia entre liderazgo y administración

 

Como ya se ha dicho, la administración suele aplicarse solo en entornos laborales. El trabajo de un directivo es ser una especie de jefe de filas; sus objetivos para cada día e incluso cada hora se basan en objetivos laborales específicos. Se centran en el negocio en sí y ponen en marcha círculos de poder para ayudar a las personas a su cargo a realizar el trabajo.

 

Por otro lado, el liderazgo se centra más en el aspecto de las personas. Los líderes quieren inspirar a las personas para que hagan el trabajo. Los entresijos y las tareas diarias no son lo primero en lo que piensa el líder, sino en asegurarse de que las personas implicadas entienden el panorama general y se sienten inspiradas para trabajar en él.

 

  • Futuro y presente, diferencia entre liderazgo y administración

 

Un líder se considera un pensador del futuro. Se centran en cómo quieren que sea el objetivo final. Es la persona que siempre mira hacia el futuro y en cómo va a ser todo al final del día, y en eso tiende a centrar más su tiempo y energía.

 

Un gestor, en cambio, tiene que centrarse más en el presente. Tiene que apagar los incendios que tiene delante. Tiene que asegurarse de que el trabajo que hay que hacer, se hace. Tienen que centrarse en cada momento presente y responder en consecuencia, pensando con los pies en la tierra y resolviendo los problemas inmediatamente.

 

  • Ideas o visión frente a ejecución, diferencia entre liderazgo y administración

 

Los líderes tienen que ser personas con grandes ideas. Un buen líder es un pensador creativo que tiene una idea de algo que le gustaría ver en el mundo. Ya sea un nuevo invento, un servicio que el mundo necesita, o incluso un plan para nuevas políticas en el trabajo gubernamental, la idea es la clave en la mente del líder.

 

Los líderes suelen ser vistos como visionarios. Piensan fuera de la caja y son capaces de ver un mundo donde las cosas son diferentes. También suelen ser vistos como soñadores, pero eficaces, que pueden conseguir que otras personas se sumen a sus sueños.

 

Esto no quiere decir que un líder sea siempre alguien que se limita a dar un paso atrás y deja que los demás se ocupen de las cosas, aunque esta es la definición de lo que es un liderazgo laissez faire. Un líder también puede ser activo o no intervenir.

 

Un gestor, por el contrario, rara vez no interviene. Son ellos los que toman la idea que el líder propone, la descomponen en pasos accionables y se ponen a ello. Ejecutan la idea que el líder crea.

 

Si un directivo es un buen líder, tiene lo mejor de ambos mundos. Puede inspirar, influir y dirigir a sus equipos para que su visión se haga realidad. Pueden inventar algo brillante y luego usar las habilidades interpersonales para hacer realidad ese sueño. Es un poderoso conjunto de características para ser capaz de dirigir y administrar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.